MARTÍN Y PRIKA – Capítulo 5: El arcoiris